Este paseo peatonal de 1,400 metros de extensión total permite adentrarse entre el río Pánuco y el Golfo de México, resultando impresionante admirar cómo se mezclan sus aguas en un solo tono azul con verde. Cualquier hora es buena para realizar este paseo, sin embargo nada cómo comenzar el día contemplando la naturaleza desde este lugar.

Este emblemático malecón fue construido en 1895 y está flanqueado por enormes cubos de roca, desde ahí se pueden apreciar buques entrando y saliendo al Puerto y en su extremo nos aguarda una gran recompensa: familias de toninas surcando las aguas, mamíferos marinos también conocidos como delfín nariz de botella; pelicanos, garzas y otro tipo de aves acompañan al paseante desde el aire, siendo una gran experiencia de contacto con la naturaleza que logra un inolvidable recorrido.

Al inicio de este paseo se encuentra un mercado de artesanías tradicionales de nuestra playa, variados restaurantes de mariscos, bebidas y botanas; también encontrarás el Monumento a los Marinos Caídos y un mirador hacia el río Pánuco.  

 


 
         

 
Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos (textos e imágenes) de
esta página web sin el previo y expreso consentimiento por escrito del autor.    Aviso de Privacidad